Copyright © Los sueños de Marco
Design by Dzignine

jueves, 25 de octubre de 2012

Héroes





Como la mayoría sabe, en estos últimos años se han estado haciendo muchas películas relacionadas a los héroes  de los comics, seres con super poderes que  a veces sin quererlo están predestinados  a serlo en su existencia. ¿Podrán ellos salvar al mundo?.

Debo confesar que en mi niñez deseaba ser como Spiderman, siempre me pareció alguien que en verdad podría existir y la teoría de ser picado por una araña luego de recibir una radiación explicaría perfectamente el hecho de que el joven Peter Parker se convirtiera en una araña humana verdadera. El problema para mi en este caso no era la araña ya que en mis paredes siempre las veía tejer tranquilamente sus telarañas, el problema era la radiación, ¿de dónde podría yo sacar ese tipo de rayos o lo que fuere?, así que a lo mucho que hubiera llegado es a quemar a la pobre araña.

Rendido en ese tipo de intentos, me preocupé de lo demás, es decir necesitaba fabricar mis telarañas, lógicamente me puse a estudiar cual científico innato en las propiedades de las telarañas verdaderas y como es lógico estas siempre se rompían casi al momento de haberlas tocado. Pero la imaginación es mas fuerte que la propia ciencia, por ello mis primeras telarañas lo constituían una caja de fósforo de la cual se desenrrollaba una cuerda medio delgada y cuyo final era una especie de gancho que al ser lanzado, en algunos casos lograba sujetarse con algún palo o rama milagrosa, tiempo después renovaría mi invento esta vez esta tendría la capacidad de adherirse a las lunas de las ventanas, todo esto gracias a una especie de goma parecida a un chicle que había logrado conseguirme por ahí.

Sólo faltaba proteger mi identidad, me coloqué una especie de ropa elástica de color roja y le pedí a mi mamá que me tejiera una máscara con los conocidos diseños arácnidos del personaje, a lo que ella accedió casi riéndose de mí. Finalmente el nuevo Spiderman estaba listo para luchar contra los malos, los perversos, los locos y toda esa fauna desquiciada del mal.

Lamentablemente después me daría cuenta de que este mundo no estaba preparado para este Spiderman moderno, la mayoría de la gente de mi alrededor solo esperaban un Spiderman que supiera barrer los patios, podar el jardín, pasear perros o hacer mandados al mercado. En realidad creo que el mundo esperaba mas que a un hèroe alguien que solucionara sus problemas en el trabajo, como pagar sus deudas, la luz, el agua, el telèfono y otros servicios, para lo demás estaba la policia, las fuerzas armadas y los bomberos.

Mirando de lejos la ciudad mientras me recostaba en la baranda de un puente me puse a pensar que no sería fácil ser héroe en este mundo, aparte de estudiar tendría que salir en las noches a proteger a los demás y seguro al volver en la mañana andaría soñoliento en la escuela, tomando café y cabeceando en mi escritorio. Una araña adicta al café pensándolo bien no inspiraría ningún tipo de respeto al enemigo.Otro de los problemas sería el del tipo sentimental, como no podría decir mi identidad real, mi novia núnca entendería el por que no habría podido acompañarla a tiempo a su cita para ver a su artista favorito, y ya sabemos que las mujeres se ponen de todos los colores cuando uno les deja plantada.

Me atemorizó ademas el hecho de que las personas se acostumbrarían tanto a mi y a mis poderes que se abandonarían ellos mismos a la desidia, esperando que fuera yo quien les solucionara todos sus conflictos y problemas, otros seguro al hacerme héroe me pondrían en un pedestal de la fama, saldría en la tv, en los programas de espectáculos y noticieros, harían muñequitos con mi imagen y andaría constantemente perseguido por los paparazzis. En realidad mi vida seria bastante estresante y eso no sería bueno para una araña como yo, pero ese sería el precio que debía de pagar si quería ser un héroe.

Por ello este Spiderman precoz tendría que desaparecer y olvidarse de sus ideas locas de salvar al mundo.

Y Ahora en este tiempo ¿quièn podrìa pues ser el nuevo Superman o Spiderman? ¿ tal vez el presidente Obama, quizás Hugo Chavez, el Papa Benedicto XVI, Lady Gaga?, no, en realidad los verdaderos héroes caminan tan cerca de nosotros que no es necesario tener una visión infraroja para reconocerlos. Los vemos varias veces dedicando mucho de su tiempo curando a los enfermos y heridos, algunos rescantando a las personas que han sufrido algún grave percance, heroiínas como las madres que trabajan y a la vez cuidan a sus hijos brindándoles el amor y el bienestar con lo poco que ganan en su trabajo, los maestros que enseñan pensando en que sus alumnos algún día guiarán al mundo correctamente e incluso el niño que aprendió que al plantar una plantita en su jardín esta ayudando a desintoxicar nuestro aire y de paso nuestros pulmones.

Todos pues podemos ser héroes de alguna manera. Hoy me vestiré de héroe, no con el traje de Spiderman, pero si con el traje de la justicia, la solidaridad, la verdad, la igualdad y el amor. Salvemos al mundo.




Comparte este artículo :)

No hay comentarios: